Recent Posts

domingo, julio 31, 2011

Noruega y nosotros


El editorial de El PáisNoruega y nosotros, ilumina el aspecto más relevante a ser protegido en una sociedad democrática, en tiempos en que la violencia producto del fanatismo tiende a incitar como respuesta el que las sociedades abiertas dejen de serlo:
El autor de los atentados pretende haber actuado en defensa de la identidad noruega puesta en peligro por la inmigración… Pero ocurre que un rasgo interiorizado por la población como seña de identidad de la Noruega moderna es precisamente su tradición de acogida y tolerancia... Las ideas xenófobas constituyen un caldo de cultivo favorable para el desarrollo de la violencia terrorista; deben por ello ser combatidas, pero no necesariamente prohibida su difusión. Una cosa es la incitación a la violencia (incluendo la que se difunde desde el anonimato de determinados sitios de internet) que debe ser perseguida por la ley; y otra, las ideas fanáticas o extremistas no violentas, que se combaten mediante su crítica y refutación.
Mientras Noruega ensaya una respuesta que evite ese desenlace, como señala el editorial, hagamos votos por el éxito de la fórmula "más democracia" y por el fracaso del sectarismo y la irracionalidad.

La racionalidad de la locura



Señala Jorge Volpi que quienes se sienten llamados a cumplir una misión para salvar a las sociedades necesitan de una comunidad real o imaginaria que celebre y comprenda su sacrificio, de un público para su drama:
…estar loco, o al menos loco como Breivik o Kaczynsky, no significa carecer de razón o inteligencia –ni dejar de ser humano-, sino habitar un universo paralelo, tan sólido como el nuestro, pero dotado con una moralidad perversa.
Mientras los abogados de Breivik valoran el argumento de la insanidad cono defensa, señala el escritor que la locura del neotemplario, el Unabomber o Hitler no fue provocada por repentinos cortocircuitos en el neocórtex o la ausencia de cierto neurotransmisor:
El cerebro humano es una máquina híbrida: está  formado tanto por las neuronas como por las ideas producidas en ellas. Sólo que a veces éstas se comportan como virus; si nos exponemos a sus variedades más peligrosas, es probable que terminemos contagiados... Su enfermedad no es psiquiátrica, sino ideológica.
¿Existe responsabilidad de quiénes inyectan a las mentes moralmente débiles ideas que los incitan a destruir al ser humano y al resto de la naturaleza? Todos parecen decir que sí, sin embargo, la cuestión del grado exacto de dicha responsabilidad sigue siendo disputada, mientras parece obligado releer El malestar en la cultura de Freud. La tipificación de los "delitos de odio" parece ser un primer paso en la dirección correcta para proteger lo que Volpi llama "la idea de humanidad". Dicho paso, no obstante, será insuficiente de no acompañarse de un impulso vigoroso de la idea de la tolerancia y de la discusión democrática por todos los rincones del planeta.

sábado, julio 30, 2011

El naufragio y el salvavidas


En su artículo de hoy en Reforma Ana Laura Magaloni hace referencia a una disyuntiva, la más de las veces falsa, a la que se enfrentan las sociedades democráticas en momentos de amenaza a su seguridad, aquella que les pretende orillar a elegir entre la coercitividad y los derechos:
 Una y otra vez parece ser que las crisis de seguridad... enfrentan a las autoridades y a las sociedades al falso postulado de tolerar la arbitrariedad y la violación de los derechos humanos a cambio de reducir el crimen violento o, al menos, la percepción de vivir amenazados por éste.
En este orden de ideas, saluda el discurso del Movimiento por la Paz y la Justicia lidereado por Javier Sicilia como una corriente de aire fresco que azota de frente la cara del discurso de la mano dura y del apelativo a las armas como herramienta exclusiva para resolver los problemas:
En los momentos álgidos... El discurso autoritario se percibe casi como un asunto de supervivencia... cuando el consenso político y social de mano dura contra el crimen parece incuestionable, las voces que logran mover conciencias y voluntades en sentido inverso terminan siendo, paradójicamente, salvavidas en el naufragio.

Multiculturalismo y tribalismo



A propósito de los tristes acontecimientos en Noruega, Michael Tiscornia hace las siguientes observaciones, de una calidad que no merece el artículo que provoca su conentario, en relación con las probabilidades y riesgos sociales que enfrenta el fenómeno del multiculturalismo en Europa y Estados Unidos: 
I lived in Europe for a couple of years and during that time you could sense the tribalism that still exists there based upon the nation state concept. The positives of course are the myraid cultural and historical differences that define the European landscape. Nevertheless, latent tribalism has made the assimilation of other nationalities more difficult and has fostered nationalist political entities that exploit the underlying fears of the population.
In the United States, the ability to assimilate newcomers from different backgrounds has been a part of our history. The acceptance of new immigrants (or different ideas) has not always been easy and our history is full of examples of intolerance and injustice; such as nativist political parties, segregation, internment, etc. Even today we can witness how fear of those different from ourselves can be harnessed for unscrupulous purposes.
One can only hope that Europe can find a way to overcome its inherent fear of change and build a community based on respect of others. Likewise, we here in the United States must seek ways to overcome the growing intolerance fostered upon the national landscape by the purveyors of fear and hatred.

viernes, julio 29, 2011

Corporaciones y democracia


El profesor de la London School of Economics, David Beetham enuncia las siguientes como características de un régimen legítimo:
  • la conformidad con las reglas establecidas;
  • la justificabilidad de las reglas por referencia a creencias compartidas, y
  • el consentimiento expreso de los subordinados a las particulares relaciones de poder. 
En relación con el escándalo desatado en Inglaterra por las escuchas ilegales alentadas por News Corp. el profesor Beetham llama a no distraerse respecto del problema de fondo, del cual dicho enredo es sólo una manifestación:
The News International scandal has rightly caused public outrage and led to a sea-change in relations between UK politicians and media moguls. Yet Murdoch’s empire has been only part of a much wider structure of unaccountable power which has exercised a dominant influence over British politics and policy making in the past two decades or more. This ‘unelected oligarchy’ extends to the corporate sector as a whole, including the major financial and banking institutions.
A pesar de la rendición de cuentas que en estos momentos se desarrolla en el Parlamento inglés, el añejo entramado de relaciones e intereses entre los políticos y los corporativos ha permitido, según el profesor, el advenimiento de una oligarquía  cuyos integrantes no han sido elegidos por nadie:
Now it can be argued, and indeed has been, that the scandal of News International has shown Britain’s democracy to be in good working order. Public opinion has been energetically aroused and effective, Parliament has responded with timely debate and cross examination, senior police officers have resigned and public enquiries have been set up to investigate thoroughly and propose reforms. Yet the crassness of the illegalities exposed in the News International affair has been wholly exceptional in its systemic character and in the universal condemnation it has prompted. And it serves to distract attention... from the ongoing embrace of the corporate world by politicians... The same bankers who are lobbying fiercely to water down the forthcoming Vickers report on banking reform provided half the funds for the Tory 2010 election campaign, and have intimate links with the UK Treasury. The private health firms which still expect fat contracts from Lansley’s NHS ‘reforms’ have funded Tory think tanks and research projects, and have close links with the Ministry of Health.
Habría que apuntar que, en todo caso, muchos de los aliados de esta oligarquía que Beentham denuncia sí han pasado por las urnas, así sea a través de procesos electorales influenciados por campañas auspiciadas por sus poderosos patrocinadores. No obstante, la participación ciudadana, apunta con justicia, ve disminuida su influencia, pervirtiéndose con ello el régimen democrático, frente a la operación de este engranaje de intereses que ha forjado una multiplicidad de relaciones de dependencia recíproca: 
The power of electoral opinion and public voice is tiny when compared with this well-oiled inside track. The democratic principles of popular control and political equality have never been further from realisation in modern times than in Britain’s democracy today.
Volviendo al caso de la compañia de Murdoch y lo que pone a la luz pública, podríamos decir, siguiendo los parámetros de legitimidad política enunciados al inicio, que la organización política inglesa (juicio que podría extenderse a otras muchas) presenta déficits en al menos el primero y el último de ellos. Es decir, en ella las corporaciones gozan de privilegios de trato que, al menos temporalmente, como en el caso News Corp., les ha permitido dilatar el seguimiento y persecución de sus prácticas ilícitas por parte de las autoridades policiales; así mismo, por la reacción de indignación de la ciudadanía inglesa, es evidente, al menos para el caso de la empresa mencionada, el rechazo generalizado a las relaciones que han permitido este estado de cosas.  

La gran idea


Eugene Robinson acierta al señalar en su artículo Why progressives need a Big Idea que la discusión sobre la autorización del techo de deuda al gobierno de los Estados Unidos, de conformidad con los términos de las alternativas que se están manejando en los partidos de mayoría en las cámaras, se realiza bajo los parámetros fijados por el partido republicano, es decir, descartando de plano cualquier incremento fiscal a los sectores más potentados y reduciendo el gasto a programas sociales. Atribuye esto a la machacona repetición de una idea simple, equivocada, pero efectiva, de parte de los conservadores:
The simplistic Big Idea that defines today’s Republican Party is that taxes are always too high and government spending is always wasteful. Therefore, both taxes and spending need to be reduced.
Este credo, apunta Robinson, no ha sido contrarrestado por ninguna otra idea alternativa, así sea igual de simple, por parte del partido demócrata, que demuestre la falacia. Mientras tanto el presidente Barack Obama, que se ha mostrado dispuesto a ceder lo más posible, es cuestionado por su falta de arrojo ante el desafío.

Matrimonio gay, percepciones


La de arriba es una tabla que ofrece The Washington Post con datos tomados de un conjunto de encuestas. Un dato que menciona la nota pero no refleja el cuadro es que existe una separación evidente en las percepciones entre jóvenes y adultos, toda vez que las personas encuestadas menores de treinta años de edad apoyan la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en proporción 2 a 1.

jueves, julio 28, 2011

El estado nación y "los otros"


Stephen dice lo siguiente en comentario a artículo del New York Times:
Extreme views always have the nominal culture as a midwife. I don't think culture can be wished away or ignored because it exists for very good reasons. People sharing the same culture and language is the basis of the tribe, clan and nation-state. Protection against "the other" is the driving force.
Europe is a continent of many small nation-states with different micro cultures jammed together living side by side. Although they've solved their past differences by forging a broader European culture, the notion of "the other" (why humans form into groups in the first place), never really goes away.
En relación con el mismo tema, Melly anota lo que sigue:
 As long as tribal distinctions are used against one another we will ignore the fact that we are all of one tribe, and we are in this together (as most of the main religions try to point out).

La política de la descalificación

Motivada por el estado del debate político en Estados Unidos, pero con reflexiones plenamente aplicables también para México y el resto del mundo, Anne Applebaum en Slate utiliza el caso del fanático noruego Bhering Breivik para apuntar la luz de la linterna sobre el tunel al que puede conducir el empleo de la retórica de la falta de legitimidad como estrategia política dominante o exclusiva:
This particular form of obsession is not new. Nor is it confined to blond, white, racist Norwegians. Raskolnikov, the hero of Fyodor Dostoevsky's Crime and Punishment, brutally murdered a pawnbroker in the name of a vaguely defined "freedom" that was not available in decadent, czarist St. Petersburg. Since then, revolutionaries and madmen of all kinds, from the Russian anarchists to the Irish Republican Army, have justified the murder of innocent people on the grounds that it would hasten the end of an illegitimate government and bring to power some theoretically more authentic  regime.
 Desde mi punto de vista la "prueba de la legitimidad" debe estar colocada como exigencia perenne sobre los hombros de quienes ejercen poder, Applebaunm se refiere, no obstante, a una degeneración que, utilizando torcidamente dicha idea, cancela las vías del debate y de la obtención de soluciones negociadas, postura dogmática que encuentra terreno fértil en intelectos pobres y de tendencias absolutistas, que rechazan las reglas de la democracia:
In the past, left-wing illegitimists were quite common, and in fact Marxism is a classic, paranoid version of this creed. The illegitimist Marxist argument goes like this: Bourgeois democracy is a sham; bourgeois politicians and the bourgeois newspapers are tools of shadowy financial interests. The entire system deserves to be overthrown—and if a few people die in the course of the revolution, it's all for a good cause. Though not every Western Marxist advocated violence, this is certainly the kind of argument that motivated the Weathermen, the Baader-Meinhof gang, and other far-left American and European terrorists of the past. There is also a right-wing version of this argument, one that has been honed to perfection by novelist Charles McCarry (in Lucky Bastard, he imagines that the Bill Clinton-like American president is a Communist agent and his Hillary-like wife is his controller). More recently, right-wing illegitimism has taken the form of birtherism. The attempt to prove that Barack Obama isn't American-born was, at base, an attempt to prove that he is illegitimate and that he therefore deserves to be removed from power—somehow. Birtherism is also linked to other forms of illegitimism, such as the belief that Obama is a Muslim, and is thus controlled by international jihadists, or the belief that he is "Kenyan" and thus motivated by anti-colonial hatred of white people in general and Americans in particular. It is not accidental that the one note of sympathy for Breivik in the U.S. media came from the lips of birtherist and illegitimist Glenn Beck, who helpfully compared the young Norwegians murdered by Breivik to "Hitler Youth." Presumably if they are Hitler Youth, then they deserved to die?

miércoles, julio 27, 2011

The Guardian sobre Murdoch

En reportaje publicado por El País, Cómo destapamos el escándalo de Murdoch, Alan Rusbridger, Director de The Guardian, describe, con una trama propia de una historia de detectives, los avatares por lo que que tuvieron que transitar para poder dar a conocer a la opinión pública la historia de abusos y probable corrupción, aparente modus operandi, del conglomerado de medios News Corp. en Inglaterra. Un fragmento:
Empezábamos a sentirnos muy solos en The Guardian. Nick Davies se había enterado de que Brooks había dicho a varios colegas que la historia iba a acabar con "Alan Rusbridger de rodillas, pidiendo clemencia". "Nos habrían destruido", aseguró Davies en un podcast de The Guardian la semana pasada. "Si hubieran podido, habrían cerrado The Guardian".
Sobre el hecho de trabajar con un reportero-redactor como Nick Davies, Rusbridger deja lo siguiente:
De vez en cuando -más o menos cada 18 meses-, el veterano redactor de The Guardian Nick Davies entra en mi despacho, cierra la puerta con una mirada de complicidad hacia la redacción y empieza a contarme alguna cosa que pone los pelos de punta.
Abajo videos de Nick Davies y del propio Rusbridger sobre el mismo tema, cuando el caso se encaminaba al estado actual.


   



martes, julio 26, 2011

El discurso político y los fanáticos

En artículo titulado A right wing monster, que pretende ser un llamado de conciencia al discurso radical que contribuye a la conformación de "ambientes" propicios para las acciones irracionales de fanáticos, Ross Douthat escribe:
How should European conservatives react? Not with the pretense that there’s somehow no connection whatsoever between Breivik’s extremism and the broader continental right. While his crimes should be denounced and disowned, their ideological pedigree has to be admitted. But this doesn’t mean that conservatives need to surrender their convictions.
Douthat, no obstante, al hacer esta introspección pretende asimilar el discurso ecologista de Al Gore al de los predicadores conservadores cercanos a la xenofobia y al racismo, lo que me parece un exceso y alienta dudas respecto a las intenciones auténticas del texto. Lo que salva al artículo son varios de los comentarios que se han vertido como reacción al mismo, que derrochan la inteligencia que en esta ocasión faltó al colaborador del New York Times:
  • I for one am not surprised that yet again, some self-righteous person believes it is their God-given patriotic mission to go out and act violently against other people who are threats -- to rid their world of muslims, or americans, or communists or jews or immigrants or whatever. And these people do not act alone, and do not think alone: they are acting out on what others advocate in public rhetoric, and tone, and ideology. Violence is simply the physical acting out of the ideas of hatred. cofresi.
  • What's important is not whether an extremist's views are to the right or to the left, but the degree of extremity, or in other words, to what extent the views are allowed to eclipse common standards of decency and reason. The problem with Breivik and Kaczynski is the same: such radical dedication to concepts that they no longer value the humanness of their perceived opponents. If we are to live together in a society, we must put priority on these basic, common values, and compromise on the merely ''political'' issues.  Agia Sophia
  • The vision for political priority of life, liberty, and the pursuit of happiness over traditional political privilege based on birth, class, or ethnicity is not folly, but the most ennobeling form of civic life that has yet been invented. The atrocities perpetrated by Breivik stand as a sobering invitation to both Americans and Europeans to remember that we cannot work for a better life together while we are busy defending our justifications for why people of foreign languages, religions, and customs who move to our communities to live under our laws should be excluded from rational, open, political dialogue and participation according to our ideals for a just society. Sarah Wiler
  • But multiculturalism is the way the human race might grow up and mature and learn to love, to share, and appreciate the beauty of other cultures. Multiculturalism enables people to exit from their self protective cocoons of fear, judgement, hostility, and attachment to misguided beliefs in their own culture's superiority. Multiculturalism may not be easy, but it is a path to a more mature human race, and it would be worth the risks and growing pains. Growing pains are the process every human life goes through individually, and the same principal should not be denied for the larger societal growing process. Hank
  • I agree that conservatives need not abandon their ideals, but every time any of us calls, or thinks, our neighbors evil (rather than mistaken), because they disagree with us, or because we are not getting our way, we are contributing to the next Norway, the next 9/11, the next Bosnia, the next Rwanda. Bejay
¡Y se siguen acumulando!

El poder de las calificadoras


Andrew Ross Sorkin inicia su reporte en el New York Times del día de hoy con la siguiente frase, que traduce el grado de influencia que, a pesar de las "fallas" cometidas, tienen las agencias calificadoras de riesgos sobre los mercados, comparada con la de las actividades propias de las instituciones políticas:
How rating agencies will view the country’s creditworthiness will end up being a bigger deal to the stock market than the current back and forth in Washington over the debt ceiling.
Sobre la labor que realizan estos "jueces" al calificar el grado de riesgo soberano sigue siendo interesante esta nota  de The Economist.

lunes, julio 25, 2011

Amy Winehouse


Tu voz profunda nunca lo fue tanto
como el pozo de tristeza al que nos arroja tu muerte.
Cuando los optimismos en tu rehabilitación
exhaustos, quedaron rotos,
igual rompiste la ilusión de verte brillar
nuevamente, con luz de verdad,
sobre ilusorios astros que, de manera fútil,
pretender recaudar nuestro caudal y fidelidad.
Te vas Amy, ...pero se queda, por siempre,
tu fantasmagórica imagen y los registros de tu música,
para ser conservados, como talismán,
por quienes saben divisar el talento leal
mientras las lágrimas se nos secan, solas,
sobre el rostro.

domingo, julio 24, 2011

El liderazgo ausente


En comunicado publicado en The Guardian, un grupo de intelectuales, entre ellos Jürgen Habermas y David Held, llama la atención a lo que perciben como un vacío de liderzgo, así como una grave omisión ante la responsabilidad política, e histórica, de la élite gobernante europea. Se observa en ellos la preocupación, que compartimos, por el estado que guarda el más serio intento hasta ahora de dejar atrás al estado-nación como alternativa de organización política:
The current eurozone crisis has been an important test for the EU; and it has not done well so far. For too long, Europe's leaders have simply responded to unfolding events rather than directly confronting the root causes of the crisis. This ad hoc politics has undermined European solidarity and has created confusion and distrust among Europe's citizens. We have to change this approach and restore political leadership to prevent further damage.
We call on Europe's leaders to take over the political agenda again and develop a new plan for the future of a prosperous and united eurozone. We need a credible new proposal for economic reform and growth that Europe's peoples in the north and south can buy into; not just repeated doses of austerity, which will not restore confidence and economic and social sustainability.
We also need new and effective economic governance mechanisms to address the institutional deficiencies of the eurozone and the closer co-ordination of fiscal policies. Monetary union requires closer political union. We need to acknowledge this and work to make it happen rather than risking the break-up of the eurozone, which would produce unpredictable political and economic costs.
We are concerned about the current state of EU politics and the long-term damage it could cause. Only a confident new politics can bring back lasting trust in the financial stability of the monetary union and the future of the European unification process. It is time to change direction and live up to the challenge.
Los firmantes son: Giuliano Amato (ex primer ministro italiano); Zygmunt Bauman (Leeds University); Ulrich Beck (Munich University); Peter Bofinger (Würzburg University); Stefan Collignon (Sant'Anna School of Advanced Studies, Pisa); Alfred Gusenbauer (Former Chancellor of Austria); Jürgen Habermas (German philosopher); David Held (London School of Economics); Gustav Horn (Macroeconomic Policy Institute, Düsseldorf); Bernard-Henri Lévy (French philosopher); Roger Liddle (House of Lords and Chair of Policy Network); David Marquand (Oxford University); Henning Meyer (London School of Economics); Kalypso Nicolaidis (Oxford University); Jan Pronk (ISS, The Hague, and former Dutch Development Minister); Poul Nyrup Rasmussen (Former Danish Prime Minister and PES President); Maria Joao Rodrigues (UL Brussels and University Institute Lisbon); Martin Schulz (President S&D Group in the European Parliament); Gesine Schwan (Humboldt-Viadrina School of Governance, Berlin).

Deuda pública y seguridad nacional


En su artículo Republicans, Zealots and Our Security, Nicholas D. Kristof acusa severamente a algunos legisladores del partido republicano ("fanáticos" les llegar a decir), toda vez que en su afán de "proteger" a la economía de Estados Unidos de la carga de la deuda están dispuestos a arrojarla al precipicio al colocarla en riesgo de incurrir en incumplimiento de sus compromisos financieros. Kristof omitió hacer referencia en su argumentación a los efectos del "default" sobre la economía internacional. No obstante, para fortalecer el punto recurre a un tema caro al partido del elefante, la seguridad nacional, a la cual trata de dar una connotación más amplia que la tradicional:
Well, wake up to the national security threat. Only it’s not coming from abroad, but from our own domestic extremists. We tend to think of national security narrowly as the risk of a military or terrorist attack. But national security is about protecting our people and our national strength — and the blunt truth is that the biggest threat to America’s national security this summer doesn’t come from China, Iran or any other foreign power. It comes from budget machinations, and budget maniacs, at home.

sábado, julio 23, 2011

Más democracia como respuesta

Noruega


La cruel manifestación del fanatismo expresada en Noruega pretende utilizarce para reiterar desde la derecha estadounidense el argumento de mantener e incrementar gastos en seguridad y defensa nacional, en vez de reducirlos, a efecto de mantener una guerra contra el terrorismo "islámico": "This is a sobering reminder for those who think it’s too expensive to wage a war against jihadists."

El absurdo de apoyarse en la tragedia escandinava para tratar de respaldar la agenda militarista es exhibido por Matt Yglesias, que agudamente apunta lo siguiente: "This of course would make no sense even if it were the case that the attacks were undertaken by jihadists as opposed to, say, anti-Muslim extremist Anders Breivik." La argumentación de la derecha radical, excitada por el espejismo de contar, finalmente, con apoyos en el mundo de los hechos para fortalecer su postura en el debate, termina por morderse la cola al trascender las fobias que la unen con el autor de la matanza.

Para Yglesias, con algunas reservas, parece más apegado a la realidad el enfoque del alcande de Oslo: "I don’t think security can solve problems. We need to teach greater respect." Por mi parte, adjunto la siguiente frase del primer ministro noruego que me parece va en sentido semejante: "We must show humanity, warmth towards others. People need each other. It is human contact that we need now. We can all do this."

La canción, muy socorrida en momentos de pérdida de los amigos, es de Elthon John, desde luego. Es una versión abreviada en el piano pero de muy buena calidad. Las versiones con el solo de piano completo que encontramos eran muy malas o incompletas. 

jueves, julio 21, 2011

Martin Bell sobre periodismo

El legendario corresponsal de guerra de la BBC, Martin Bell, manfiesta su posición crítica sobre el periodismo que se practica en nuesttros días, principalmente el que se hace en los medios televisivos. Le preocupa que los abusos producto de la falta de escrúpulos de los medios que privilegian el escándalo para obtener ganancias, menciona en particular a los que forman parte del emporio de Robert Murdoch, terminen por debilitar la libertad de prensa. Afirma que es necesario reconocer de alguna forma al periodismo que se apega a la verdad.

    

miércoles, julio 20, 2011

La vacuidad de las palabras



Durante mucho tiempo permanezco tumbado
mirando lo que parece completa oscuridad.
Ninguno de los pensamientos... parece afligirme.
Debo de estar cansado.
O quizá sea que todo lo que pueda expresarse
esté erróneamente formulado.
O puede que solo lo que no ha sido expresado
haya de ser vivido.
Las palabras se vuelven más y más opacas ante mí;
pronto han perdido todo significado.


Fragmentos hilvanados arbitrariamente de la página 98 de Esperando a los bárbaros, de J.M. Coetzee, Debolsillo, México 2010.

martes, julio 19, 2011

La extinción de los paraisos


La primera vez que entré a una las tiendas Borders me sentí en un mundo de fantasía: todas las revistas imaginables, que eran el objeto de mi búsqueda en esa ocasión, estaban a mis disposición. Pasillos de libros y películas clamaban mi atención, ¡yo sería feliz viviendo aquí! me dije en esos momentos. El impacto que ocasiona la ilusión de tener al alcance de los dedos el poder de disposición sobre un infinito de objetos de nuestro deseo es algo inenarrable. Lo he sentido otras veces igualmente sublimes, por ejemplo recuerdo la primera vez que entré a la Librería Ghandi en Miguel Ángel de Quevedo interesado en libros de derecho, sociología y política o mi encuentro con la mítica Librería del Zótano de Avenida Juarez, casi enfrente del Hotel Regis donde me hospedé, cuando hacía preparativos para venir a estudiar a la Escuela Libre de Derecho y tuve la impertinencia, me dirían después, de dar un paseo nocturno por los alrededores de la Alameda Central para iniciar mi conocimiento de la ciudad; otra ocasión semejante, aunque más enfocada mi atención en esos momentos al sector musical, fue cuando tuve la fortuna de introducirme en esa selva de materiales auditivos, de lectura y de colección que era el establecimiento de Virgin Records en la cercanías de Central Park, durante la que ha sido la única visita que he hecho a la ciudad de Nueva York.

El nombre "Borders" siempre me gustó; al ser nativo de Tijuana cualquier referencia a la frontera o a lo que está en los "márgenes", tiene en mí una amistosa acogida. Tuve el placer de poder conocer los establecimientos de la cadena en algunas otras ciudades de Estados Unidos que pude visitar. Recuerdo con especial nostalgia una ocasión que caminando por las calles, desconocidas para mi, de la ciudad de Boston, me topé con una de las tiendas, bellísima, dicho encuentro me hizo sentirme otra vez como en casa, una casa mental que yo habito, a pesar de encontrarme en tierra extraña. Mis últimos refugios en Borders se limitaron a la tienda ubicada en Plaza Bonita, en San Diego, durante mis visitas fugaces de tres días a mi familia en Tijuana, en donde utilizaba orgullosamente mi tarjeta de clente en libros, revistas, dvds y alguno que otro regalo; era para mi obligado comprar "de pilón" algunos de los inmensos volúmenes sobre todo tipo de cosas interesantes que se encontraban tentadoramente apilados bajo el anuncio en cartón "sale". Tristemente la experiencia narrada no se dará más, Borders, producto de una administracción que no supo adaptarse a los nuevos tiempos se va en lo que es la culminación de una muerte anunciada desde el año pasado.

No sólo Borders, Virgin Records ya no existe, aunque conservo orgullosamente una chamarra negra que adorna la espalda con la palabra que da título a la compañía en sugerente rojo sangrante, y que se dedica ahora a impulsar viajes al espacio, ¡vaya que eso si es adaptación a los nuevos tiempos! Las inmensas tiendas de Tower Records desaparecieron en Estados Unidos (aunque en la Ciudad de México se mantiene una en la Zona Rosa y otra en Altavista, de dimensiones mucho más apretadas, aún con el nombre, como reliquias de otra época en la que fueron marcas de distribución privilegiada de los objetos de mi afecto. Para incrementar la sensación de pérdida me entero recientemente que El Parnaso de Coyoacán, que ya observaba exhausto en mis últimas visitas, cierra. Ghandi de Quevedo persiste pero se ha ampliado a un establecimiento mucho más moderno, dejando enfrente al viejo local, como una especie de Titanic abandonado, ahora minúsculo em comparación con su hermano, limitado a ciertas materias, perdiéndose el efecto a la vez acogedor e intimidante que generaban torres de libros que parecían precipitarse sobre los clientes para absorvernos entre toneladas de hojas impresas al primer descuido. La Librería del Zótano cuya inagen quedó grabada en mi mente despareció con el temblor del 85, pasando a la historia ese zótano que dio nombre a una cadena. Sigue siendo buena librería la ubicada en Miguel Ángel de Quevedo.

La lenta desaparición de mis lugares consentidos de antaño quizá señalan, además de la edad, lo obsolescente de mis prácticas de consumo. No estoy en contra de la tecnología, pero sinceramente no encuentro el mismo grado de placer y gratificación en esa búsqueda ansiosa que tiene por resultado el hallazgo de algún disco o libro altamente deseado que lo que se produce por el click en una computadora, que de manera aburridamente previsible traerá como resultado una descarga de bits o la llegada a mi casa de un libro envuelto en cartón tiempo después. Ese tipo de adquisición no iguala la tenencia cual climax culminatorio de esa emoción que se acumula despordante conforme creemos acercarnos al lugar donde habremos de descubrir al autor o conjunto musical deseado, esa sensación que imagino semejante al encuentro de un tesoro después de días de escudriñar los lugares más recónditos del planeta o, de plano, algo análogo a lo que podría denominar un orgasmo intelectual logrado después de un delicado y prolongado foreplay.

Algo parecido encuentro con la revistas, el placer de dar con ellas conforme aparecen los nuevos números, con fechas en la portada que nunca coinciden con el calendario real, no lo sustituye la fría regularidad de la entrega producto de una suscripción. Sanborns sigue siendo el lugar para esa búsqueda en la Ciudad de México al igual que los establecimientos del Aeropuerto.

Por razones de obsolescencia mental semejante a la antes referida mi última visita, en otros años ritual obligado, a la muy apreciada tienda Best Buy de Mission Valley en San Diego me frustró enormemente, muchísimos menos videos visibles a la mirada de los clientes eran "compensados" con la fría leyenda de que ¡cualquier artículo puede ser pedido en forma electrónica y entregado en casa! ¿Y la búsqueda ansiosa entre un muro de objetos audiovisuales semejante a la muralla china cómo lo sustituyo?, ¿la sensación de victoria entre fanfarrías al encontrar precisamente la película antigua o el disco poco comercial que buscaba donde queda? La tienda no monopolizó mi tiempo como antes lo hacía, los arqueólogos audiovisuales habremos de buscar lugares alternativos.

Como dije al principio Borders se vá, al repetir la trágica noticia me pregunto ¿porqué se mantienen con éxito otro tipo de establecimientos y firmas y se va uno que tanto quiero? Extraño amor a una empresa para la que nunca signifiqué más que uno entre miles de clientes diarios que desfilaban por sus establecimientos como feligreces itinerantes ante un templo. ¿Porqué no se terminan de ir las empresas de Robert Murdoch y se queda Borders? Seguramente porque soy parte de una minoría consumista impotente de influenciar a "los mercados" lo suficiente como para mantener a los antiguos oferentes de nuestros artículos amados, que han sido sustituidos por canales de distribución más eficientes, pero muchos menos "emocionales" que a los que me acostumbré cuando comenzé a tener un sueldo. Pero el dinero no entiende de sentimientos. Tendré que adaptarme y suspirar con nostalgia por mis cada vez más escasos paraisos terrenales.

sábado, julio 16, 2011

Infraganti






El muy temido dueño de medios de comunicación, con quien todos en Inglaterra trataron de quedar bien, ahora recibe, animadas por una ola de indignación popular, a la que convenencieramente se suben políticos antes fraternos, justas recriminaciones por los medios inmorales e, inclusive ilegales, con las que sus periódicos sensacionalistas acostumbraban obtener primicias. Quien permitió a sus empleados usufructuar de las miserias y del escándalo ajeno, ahora, en compañía de sus subordinados, es ubicado en el centro de la plaza pública para recibir el escarnio de la muchedumbre, a la que se suma una larguísima lista de ofendidos que antes no alzaban la voz para protestar los métodos del "bully" y su secuaces.

Mal deben andar las calificaciones éticas del periodismo que practican los medios de Robert Murdoch, cuando el mismísimo Larry Flint se siente en el deber de marcarle pautas de moralidad profesional:
One of the few values Rupert Murdoch and I share is the importance of a free press...We recognize that, if we lose free expression in the media, we will have lost everything. And, perhaps most important, we understand that in the quest to protect this freedom, boundaries must be pushed... The way in which we push those boundaries, however, is where we differ. I test limits by publishing controversial material and paying people who are willing to step forward and expose political hypocrisy... (but) One cannot live off the liberty and benefits of a free press while ignoring the privacy of the people.

People such as Murdoch and I, as heads of publishing conglomerates, have a responsibility to maintain and respect this boundary. While Murdoch may understand the significance of what we do under the umbrella of free speech, he may fail to recognize the liability attached to publication. Simply put, he publishes what he wants, apparently regardless of how he gets information and heedless of the responsibility associated with the power he wields.

Murdoch’s enterprises have consistently published stories about people who did not give permission to have their private lives dissected in the media — and that’s just the tip of the iceberg... News Corp. employees allegedly hired known criminals to obtain private information... News Corp. employees allegedly paid police officers for illegally obtained information about the queen. Meanwhile, Roger Ailes, chief of Murdoch’s Fox News, runs a well-oiled propaganda machine.

No matter how offensive or distasteful some people may find Hustler magazine and my other publications, no one has appeared unwillingly in their pages... I focus not on those who are innocent, but rather on those who practice the opposite of what they very publicly preach. This may be considered an extreme or controversial practice in getting a story, but it is far from criminal...

Freedom of the press and the right to privacy do not have to be combatants. The people have tasked members of the news media with the duty and the responsibility to provide information. As publishers, we must find the boundary, push it, but refuse to cross it — never selling out our readers and never publishing what we cannot verify... If the allegations are true, Murdoch did not just cross the line — he erased it. By doing so, he has placed all of us who enjoy freedom of the press at grave risk. Only when our readership trusts us to provide material acquired honestly can a free press continue to be a driving force in preserving our democracy.

viernes, julio 15, 2011

El mundo al revés


Interesante augurio de Héctor Aguilar Camín sobre el futuro de la relación México-Estados Unidos, inspirado en la fantasía de una historia alterna de la película Blade Runner y en el hecho de que varios estados del país del norte están prohibiendo lo que, por otra parte, importantes sectores de su población demandan:
Paradojas del libre comercio: dos de las cosas que más demandan de México los consumidores estadunidenses, las drogas ilícitas y la mano de obra indocumentada, están prohibidas.

El mercado se impondrá como se impone siempre, y al despertar de las cegueras de la prohibición quizá tendremos, en las siguientes décadas, un mercado que acepta sus gustos y sus realidades, un mercado de drogas legalizado por la abundancia de la demanda y un mercado de mano de obra legalizado por la escasez de la oferta.

martes, julio 12, 2011

Para comer bien

Tomado de este enlace del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, el dibujo presenta una manera fácil de recordar los apartados de los que debe constar una comida saludable. En este orden de ideas se adjuntan los siguientes consejos:

Balancear calorías:
  • Disfruta la comida, pero come menos.
  • Evita porciones desproporcionadas.
Comidas a incrementar:
  • Frutas y verduras deben constituir la mitad de tu plato.
  • Al menos la mitad de los cereales deben ser integrales.
  • Cambia a leche libre de grasa o de bajas calorías.
Comidas a reducir:
  • Escoje comidas (sopas, pan y congelados) con bajos niveles de sodio.
  • Toma agua en vez de bebidas azucaradas.

sábado, julio 09, 2011

Democracia, una definición electoral


Recojo de artículo de Liébano Sáenz (Lo que se puede aprender de la derrota)  una definición, quizá involuntaria, de democracia desde una perspectiva de competencia electoral, es decir, una idea para asumir como participante de un sistema democrático que recurre temporalmente a la consulta de preferencias ciudadanas, expresadas a través del voto, para definir a quienes habrán de ejercer las funciones y el poder públicos:
 ... la democracia es un ejercicio de didáctica continua sustentado en la tesis de que no hay derrotas fatales ni triunfos perennes... (en ella) el éxito próximo se construye a partir de la forma en la que se procesa la adversidad.

jueves, julio 07, 2011

El alma de Twitter

Según Michael Shear, en reciente sesión de respuestas a preguntas realizadas a través de Twitter, conocida como Twitter Town Hall, el presidente Barack Obama se alejó de la etiqueta propia de la red social, su "alma", al contestar preguntas breves con explicaciones amplias, que rebasaron en mucho el equivalente a 140 caracteres. Algunos de los comentarios de sus lectores apuntan en el sentido de que los problemas complejos no pueden resolverse con ideas y clichés, que la brevedad simplona al explicar un contexto y las alternativas puede ser también muestra de levedad intelectual.

Quizá Twitter tiene muchas "almas", que se irán mostrando a nuestros ojos gradualmente, y una de ellas consiste en ser un medio de interacción directa con las personas que, de manera más eficiente que la prensa especializada, plantean "sus" inquietudes, sin intermediaciones interesadas, representaciones ciudadanas sin legitimidad, ni cuestionadores que se consideran actores protagónicos de la escena política, como el propio Shear apunta en el último de los párrafos de su nota:
... one thing that did change: the length of the questions. Washington is a town where reporters are famous for their sometimes rambling, three-part questions during presidential news conferences. Maybe if they had to ask their questions in 140 characters, more questions could be asked.


miércoles, julio 06, 2011

El filósofo y los obispos


El catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid, Alfonso Ruiz Miguel, nos ofrece en conciso artículo denominado Los obispos y la ley de muerte digna, su punto de vista en relación con la reacción del episcopado español a dicho proyecto. A su postura liberal y humanista agrega una fuerte crítica, que parece indignación, ante la postura de la Iglesia y el propio proyecto que impulsa el Gobierno, que le parece timorato:
Al parecer, dos argumentos fundamentales del portavoz de la Conferencia Episcopal para oponerse a la ley de muerte digna son que el proyecto olvida que la vida humana pertenece a Dios, su propietario, y que parte de una concepción "prácticamente absoluta" de la autonomía personal.

Parece mentira que la jerarquía eclesiástica pretenda seguir imponiéndonos a todos las consecuencias morales que ella deriva de hipótesis tan peregrinas como que semejante ente de razón, en cuanto propietario de los humanos, ha tenido a bien prohibirnos la eutanasia para que podamos encontrar "el sentido oculto del dolor y la muerte".

¿No les basta con el castigo divino ultraterreno, y quieren que también pasemos alguna cuota de infierno en esta vida? ¿Por qué no se limitan a aconsejar a sus feligreses que rehúsen acogerse a las previsiones de la ley en ejercicio de esa autonomía que los obispos pretenden limitar a todos pero que la ley no niega a nadie? Aunque, puesto a pedir, en esta ocasión el legislador podría evitar el persistente error de intentar contentar a los obispos católicos, que no se conformarán nunca con menos que con la estricta imposición universal de sus intolerantes doctrinas.

La población española, según han señalado repetidas encuestas del CIS, acepta muy mayoritariamente formas de muerte digna voluntaria perfectamente razonables que ahora son delito y que no dejarán de serlo con una ley tan pacata como la que acaba de presentar el Gobierno.

martes, julio 05, 2011

"Fotógrafo"


En el que debe ser uno de los rostros del año, un macaco de cresta negra en el Parque Nacional de Indonesia tuvo a bien realizarse un "autorretrato" al tomar "prestada" una cámara del fotógrafo David Slater, quien la había dejado fija en un lugar propicio para regresar a hacer una serie de tomas del grupo de animales con posterioridad. A su vuelta David se encontró con que, atraido por el ruido de la cámara al disparar el obturador, la criatura aprovechó para tomar cientos de fotografías; una de las últimas captura a David en el momento que trata de convencer al espontáneo "fotógrafo" que le regrese su equipo, situación que atestiguan otros de sus compañeros de especie. Mayores detalles de la historia en The Guardian.